Skip to main content

Qué es la comunicación asertiva

La comunicación asertiva está de moda. Y me encanta que así sea. Si tuviera que elegir cuáles son las tres habilidades comunicativas más importantes, te aseguro que la asertividad estaría en el podio, sin la menor duda. Cuando explico el concepto a mis alumnos, a menudo uso la metáfora de dos bailarines clásicos danzando en perfecto equilibrio, de forma coordinada, respetando el propio espacio y el del otro. Y es que la asertividad tiene que ver con la capacidad de expresar con seguridad y firmeza mis propias convicciones a la vez que respeto profundamente los sentimientos, necesidades e intereses de la persona que me escucha. Comunicar de forma asertiva en el entorno laboral y personal significa comunicar desde el respeto hacia las propias convicciones y hacia las del otro, es el arte de «ocupar mi espacio» sin invadir el del otro. 

Comunicación asertiva en el ambiente laboral

Veamos las particularidad de la comunicación asertiva en el ambiente laboral con un caso. Imagina que es martes, son las 18,30h. Tu horario de trabajo terminaba a las 17h pero aquí sigues, bastante trabajo acumulado. Te dices que a las 19h, sí o sí, vas a coger tus cosas y salir por la puerta de la oficina. De repente tu compañero Pablo te pide que le eches una mano para terminar un proyecto suyo. Parece preocupado, hoy es la fecha límite de entrega. ¿Qué harías?

a) Te dices algo parecido a: «Pablo está apurado de verdad. Hoy es el último día. Voy a ayudarle, hoy por ti, mañana por mi. Lo mío realmente no es tan importante, no hay una fecha límite de entrega».

b) Le contesto sin ninguna duda: «Imposible, ¡no ves que yo también estoy trabajando y que hace casi dos horas que debía estar fuera!»

c) Le digo a Pablo algo parecido a: «En este momento estoy ya casi terminando. Te ayudaré pero me estaba diciendo que a las 19h saldré por esa puerta. Si te sirve este ratito, bienvenido sea».

Con sinceridad, ¿en cuál de las tres respuestas te reconoces? Y, sobre todo, ¿Cuál de las tres crees que es la respuesta más asertiva? Todavía no voy a desvelar la respuesta porque este ejemplo me sirve para mostrar que ante una misma situación, existe una gran variedad de posibles respuestas. Todas válidas pero no todas igual de efectivas.

Ejemplos de comunicación asertiva

En el primer caso, la respuesta A, fíjate que la persona decide «entregarse» a la petición de Pablo: deja de hacer sus tareas, deja su compromiso personal de terminar de trabajar a las 19h y se «entrega» a la petición de su compañero. Esta respuesta no es asertiva ya que empatiza con su compañero pero no respeta las propias necesidades: ¿Qué hay de lo que te decías de salir a tu hora? Empatizas con el otro pero, ¿contigo?. Si te sientes identificado en este tipo de comunicación, estaría faltando la primera parte de la definición, la capacidad de expresar con seguridad y firmeza las propias convicciones ante los demás.

En el segundo caso, la respuesta B, la persona reacciona desde el lado opuesto, solo le ha faltado decir algo como «¡Pero tu qué te has creído, quién crees que soy!». Si estuviéramos físicamente en la escena, probablemente su tono de voz se habría elevado y el ritmo de las palabras hubiera sido rápido. Esta tampoco es una respuesta asertiva, ya que está teniendo en cuenta sus necesidades pero no las de Pablo.

Vamos pues al tercera caso, a la respuesta C, la respuesta asertiva, efectivamente. Fíjate que aquí se produce ese «baile» del que hablábamos en la introducción. La persona atiende sus necesidades (salir por esa puerta a las 19h) a la vez que empatiza con la situación de Pablo. Las claves de la comunicación asertiva en el entorno laboral y personal tienen que ver precisamente con esta habilidad y capacidad de danzar entre lo que yo necesito y lo que necesita el otro.

Cómo ayuda un coach en las habilidades de comunicación en el entorno laboral

El coaching es una muy buena herramienta para entrenar la asertividad. Como todas las habilidades de comunicación, necesitan de entreno y de puesta en práctica para realmente incorporarlas en nuestro día a día. El proceso de coaching es un espacio seguro y confidencial donde poder explorar los frenos e impulsar el cambio. Si lideras un equipo o gestionas procesos, estoy convencida que ya eres consciente de la importancia de saber comunicar con asertividad en el trabajo.

En el siguiente video te cuento algunos tips para empezar a entrenar la asertividad y el arte de aprender a decir que «no», especialmente útil para aquellas personas que hayan marcado la primera opción, la A.

Leave a Reply

preguntar es gratisConsúltame sin compromiso

Mantengamos una videollamada y resolvemos dudas sin ningún compromiso